domingo, 30 de septiembre de 2012

Una boda josephinesca en Sorzano



Con retraso, amigos, pero al fin os contamos una cosa maravillosa que ocurrió en Sorzano esta primavera. Y será la primera de muchas...

Inexcusably late, but here's the news: last spring, Casa Josephine was chosen for a wonderful event. The first of many, we hope.



Mamen y Mario eligieron nuestra casa para celebrar una boda íntima, una boda campestre, una boda chic, una boda eco, una boda llena de amor con sus amigos y familiares más cercanos.

Mamen and Mario chose Casa Josephine for their wedding. Eco, chic, simple, intimate... a celebration of  love with just a few chosen friends and relatives.



Así que nos pusimos a pensar e ideamos una colaboración Casa Josephine/El Molino de Sorzano para un resultado perfecto. ¡Unimos fuerzas!

So we squeezed our brains and decided to join forces with El Molino de Sorzano.



Casa Josephine fue el alojamiento y el Molino el espacio para la fiesta y la ceremonia. Y en el backstage, ayudando a los novios, nuestro equipo y Lola Barasoaín, mano a mano.

Casa Josephine as accomodation and El Molino for the party and the ceremony. And, in the backstage, our team along with Lola Barasoain.



Todo fue perfecto. Los novios guapísimos. El campo generoso. El sol amable. Todos juntos, todos unidos para lograr un día maravilloso.

Perfect, to put it in just one word. Gentle was the sun, lush the earth, beautiful the newly wed.





Rieron, disfrutaron, comieron, jugaron, bailaron.

And so they laughed, they rejoiced, they ate, they played, they danced.





El día termino tarde. Una banda llenó la noche de música mágica.

Music brought magically the day into the night. 





Emocionante, entrañable, cálida. Una boda única.

Moving, warm and tender. A unique wedding.



¡Muchas, muchas felicidades! ¡Y muchos años de amor!

May love last forever!