domingo, 24 de marzo de 2013

En la fábrica de té


Un coche, otro coche, un jeep militar de 1974 que sube por las montañas durante dos horas. El mundo se ha hundido en la niebla. Estamos a dos mil quinientos metros de altitud. Hemos venido hasta aquí para tomar té. Recordamos un poema: We were very tired, we were very merry...  





¿Hasta dónde llegaremos buscando inspiración? Estamos en Kolukkumallai, en la frontera entre Kerala y Tamil Nadu, dos estados al sur de la India. Es 1935. Nuestro presente parece haber sido, ser, el futuro aquí. Han recolectado el té a mano, lo han traído a la fábrica.







Visitamos la fábrica, hecha en madera, vidrio y chapa. El polvo de té lo cubre todo. No es fácil encontrar lugares tan auténticos, tan libres de intención, tan modestos. La adecuación entre fondo y forma no es aquí una declaración de principios. No hace falta. Es una fábrica. Aquí se hace té. Nosotros somos los intrusos.








Viajaremos allí donde haya un espacio, un oficio o un modo de vivir auténtico.








Y el poema empieza y termina y empieza de nuevo: And the whistles kept blowing, and the dawn came soon.







Traemos té a casa. En el recuerdo, entre la niebla, es difícil saber de dónde ha venido. Es el té que nuestras manos recolectaron, tal vez en 1935.



Íñigo y Pablo (Casa Josephine) en India. Noviembre 2012. 

After a two-hour jeep ride that almost crashes a few bones, we reach a world sunken in fog. We are at 2,500 meters above sea level. This is Kolukkumallai, between Kerala and Tamil Nadu, two Indian Southern states, where the Brits built a tea factory in 1935. 
How far will we go for inspiration? Did we come all this way just for a cup of tea? Well, perhaps. We will cruise the world and go as far as possible, to any place where a building, a craft or a lifestyle survives in its authenticity.
Here's to India.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

beautiful!!!!

REAL FABRICA dijo...

ALUCINANTE

HAMPTON SC dijo...

Ummm... casi puedo olerlo!

El Taller de Carola dijo...

los oficios más bonitos están en la India, casi TODO es auténtico, lo bueno y lo malo.
Preciosas fotos.